"Lo que me gusta de Effer es que siempre encuentra nuevas soluciones. Quiero ser parte de esta innovación, y ofrecer las ventajas de Effer a mis clientes".
Yo compro Effer porque no es un seguidor, sino que un verdadero líder", comentó Tommy Svanevik de Svanevik Transporte y Utleie AS, responsable del transporte de material de construcción para las grandes empresas, y que tiene una de las mayores flotas de grúas Effer en Europa, que muestra con orgullo en su perfil de Facebook.
La compañía Svanevik compró la primera grúa Effer en 1973 y desde entonces nunca se ha parado: "El nivel de personalización es alto, Effer ofrece soluciones para todas las necesidades desde la más pequeña hasta la más grande y larga. Por esta razón utilizo la gama Effer, desde la 955 hasta la 35. "La solución adecuada para cada cliente".
Ha adquirido recientemente 4 grúas entre 955 CroSStab 8s + 6s y 685 6s + 4s HD montada en camión Volvo por el distribuidor Effer en Noruega, ARKA, que en 2012 celebró 100 años de historia.
Tommy continúa sobre su pasión por Effer: "Recuerdo que desde que he visto el Crosstab ya no fue capaz de dormir hasta que no tuve la oportunidad de probarlo. Cuando lo he visto en servicio y probado inmediatamente he pedido las dos 955. También el sistema Wind&Drive es una gran solución: se puede cerrar la grúa sin desmontar todo para cada uso. Esto hace todo mucho más rápido, y la vida de la grúa es mucho más larga, ya que le permite trabajar con muy pocos movimientos de extensión utilizando principalmente el jib y la rotación".
Para Svanevik es fundamental contar con el instrumento más adecuado para optimizar el trabajo de los que se dirigen a su sociedad: de esta manera el costo es proporcional al trabajo que se hace y entonces se puede pedir un precio razonable al cliente. "El concepto", dice Tommy, "es hacer el trabajo adecuado al precio adecuado, de lo contrario el costo del servicio que ofrecemos no está optimizado. Con las grúas Effer puedo ser más competitivo".
EL FABRICANTE DE GRÚAS ITALIANO EFFER TIENE GRANDES PROYECTOS CON WELDOX 1300, EL ACERO ESTRUCTURAL MÁS RESISTENTE DEL MUNDO.
Effer demostró desde un principio un gran interés por el desarrollo del Weldox 1300, el acero más resistente del mundo. Ahora esta empresa italiana prevé usarlo en todos sus productos, con los equipos más pequeños como única excepción.
Como todos los fabricantes de grúas, Effer busca incesantemente materiales de menor peso y más resistentes. El peso es un factor importante al desarrollar un nuevo equipo, dice Fabricio Sartorato, jefe de productos de la empresa.
– Nuestras grúas se montan en camiones, y su peso total es decisivo para nuestros clientes, explica. Para poder competir, hemos de desarrollar constantemente grúas más ligeras y robustas.
Anders Skirfors, jefe de desarrollo de Weldox, explica que los requisitos de los fabricantes de grúas son uno de los principales incentivos de la labor innovadora de ssab Oxelösund. Y fue sobre todo Effer quien hizo que empezáramos a producir Weldox 1300.
– Esta empresa había usado Weldox 1100 y estaba satisfecha del producto, pero en realidad quería un acero aún más resistente, y con todas las propiedades que hacen del Weldox un material fácil de trabajar.
En 2003 nos pidieron que aceptáramos el reto. Según Anders Skirfors el proceso que condujo al desarrollo del Weldox 1300 es un magnífico ejemplo de colaboración con el cliente.
Anders Skirfors y sus colegas se reunieron primero con el personal de diseño de Effer para estudiar sus requisitos. A su regreso en Oxelösund se pusieron a trabajar en el nuevo acero.
– La labor de desarrollo fue larga, pero desde un principio sabíamos lo que ellos querían, dice.
En 2005 los expertos de Oxelösund habían creado un producto que consideraron que Effer ya podía empezar a ensayar. Después de un periodo de pruebas muy satisfactorias, la empresa italiana empezó a proyectar una grúa con Weldox 1300.
EFFER EMPEZÓ A usar Weldox 1300 en el brazo de su modelo de grúa 1750. Están tan satisfechos de la mayor robustez y ligereza del equipo, que prevén emplear este material en los brazos de todos los modelos, a excepción de los más pequeños.
Un año después el naufragio del buque las operaciones para poner la piedra en su posición original antes del impacto con la Concordia.
Dos grúas marinas Effer 200000 sobre la plataforma Voe Earl, ya presentes desde unos meses cerca de la isla de Giglio han puesto la roca en el mar durante la ceremonia de conmemoración a la presencia de los familiares de las 32 víctimas.
El escollo había sido rasgado de la nave durante la colisión y había permanecido en el casco por casi un año.